lunes, 27 de agosto de 2007

Esas peliculas

Últimamente me he puesto muy sensible, lo he notado al ver televisión y por ejemplo películas muy simples aveces me hacen llorar, pero me aguanto como buen macho, solo mis ojos se llenan de lágrimas, y son películas bien especiales como aquella donde siguen la vida de un caballo que pasa de un dueño que lo quería mucho y cuidaba, ha manos de otro que abusaba y lo mantenía en malas condiciones, hasta que este decide venderlo y lo va a dejar a una feria donde los dueños de carnicerías hacen sus compras y el por el estado era candidato seguro, pero en esos instantes aparece el hijo ya mayor del primer dueño, y dándole una voz humana y pensamientos llenos de recuerdos, el caballo lo reconoce por la voz, pero estando tan débil no sabe como llamar la atención de el, al pasar a su lado no lo reconoce y sigue su camino y a pasos de salir, con sus fuerzas que le quedaban relincha, este antiguo dueño parece reconocerlo y camina buscando el caballo, hasta que a un paso de el lo mira, y trata de ver bajo ese pelaje descuidado, extrema delgadez, pero no puede reconocerlo, pero estira su mano y descubre su frente de sus crines y ve el dibujo que como medalla coronaba su rostro, inmediatamente lo reconoce y con el se van a sus tierras a pasar sus ´últimos días en grandes pasturas junto a otros caballos entre ellos, su supuesta amada, mientras yo ya no resisto más y saco mi pañuelo para secar mis lágrimas que están a punto de desbordar mis párpado....

Belleza negra se llama esta película y así como esas o incluso entrevistas a personajes desconocidos en televisión con dramas o simplemente contactados con sus padres, su emoción me contagia y en un segundo un nudo aprieta mi garganta, será que solo me pasa a mi?

2 comentarios:

Venus dijo...

jajaja, siempre he pensado que asi mismo como las mujeres, los hombres también tienen sus ciclos... alomejor estas en "esos días" jaja...

Patri dijo...

Tranquilo, no te pasa solo a ti. Yo soy igual que tú.

Besotessssssssssssss