miércoles, 29 de agosto de 2007

Amor imposible (Final)

Paso el tiempo y solo me concentre en mi trabajo y no pensar en ella, cosa difícil ya que cada día hacia el mismo recorrido que con ella hice varias veces, pasaron las semanas y no supe de ella, era lo mejor y yo no intente buscar una explicación a un error cometido, sabiendo que desde un inicio era un amor imposible.
Pero un día pasado ya más de un mes se me acerco una amiga de la farmacia, para contarme que había almorzado con ella, que se sentía muy mal por todo lo sucedido y que quería hablar conmigo, yo le dije que nada tenia que hablar ya todo había pasado, que si quería verme que viniera a verme. Ese mismo día salí de la farmacia rumo a ver una clienta, cuando ella se me acerca por un costado rozando mi brazo, "hola" murmuro, mi mirada de furia, de rabia contenida, de pena, de cariño de tantas cosas le dirigí, y un frió "hola" respondí, "como estas", otro frió "bien" recibió, mudo continué mi camino ella tratando de seguir mi rápido andar, le comente que tenia que pasar a un lugar que me esperar si quería no tardaba. Esta vez nuevamente heche a mi mente a Bond pero el amenazante el rudo, con su frió seño enfrentando dicha situación.
Al salir camine nuevamente según mi ruta, caminamos dos cuadras sin decir nada, con mis largos pasos ella corría..."De que quieres conversar" insinué, vamos a un lugar te invito un café me dijo, ok, ya a esas alturas mi corazón estaba retirando su coraza. En el lugar sentados frente a frente ella bajando la mirada, comenzo su discurso de explicaciones yo solo la deje hablar mientras disfrutaba de una copa de helado, je,je lo preferí antes del café, mientras me fijaba en los detalles del local, para terminar mirando los detalles del rostro de ella sabiendo que seria quizá la última vez que la vería, me explico que su ex la busco cada día para recuperarla, que le prometió cielo, mar y tierra para volver, el le aseguraba un futuro con sus estudios en medicina, y a mi pregunta que fueron pocas, ¿Te casas a fin de año?...un apagado si o confirmaba todo, que fue lo nuestro un intento de probar si de verdad amaba a su pareja, no lo se, su madre le aconcejaba que ella debía tomar a decisión con el corazón, y si eso le indicaba bien por ella, tratando un poco de borrar mi rencor, ella tomo mis manos y sus ojos con lágrimas me pedían perdón por el mal momento...no podía decir más que no se preocupara y desearle lo mejor en su vida, me pidió sentarme a su lado, lo hice, me abrazo, la abrace, nos miramos un segundo y su boca nuevamente revivia sus besos, mis manos como nunca comenzaron a recorrer su cuerpo mientras quizá desde las mesas vecinas nos observaban, fueron besos enormes llenos de pasión como nunca nos dimos....salimos del lugar no se de que de amigos, yo de amante, caminamos por las calles de la mano , nos detubimos en una plaza nuevamente a cubrirnos de besos y caricias, los autos nos tocaban la bocina, mi sangre de venganza por lo sucedido solo pedían un precio debía ser mía...pero no lo fue. Nos dirigimos a casa y el micro que nos conducía en llamas viajaba, mis manos y las de ellas nos recorrían desesperadas, pero solo fue eso, nos despedimos y un par de llamadas después solo fueron protocolares.


A tres días de su boda, ella trabajaba camino a mi casa, el micro desde donde estaba se demoraba 5 minutos, calcule como jugando a que hora debía tomar uno, para que al pasar por fuera de su local ella por esas cosas de la vida, tomara el mismo en el que yo viajaba y no me creerán paso exactamente eso, al parecer me vio en la ventana que al subir inmediatamente me busco con sus ojos hermosos y su sonrisa eterna, yo sonreí timidamente, agradeciendo a Dios por ese encuentro, se sentó a mi lado conversamos todo el viaje, ella portaba unas bolsas enormes, y hace dos días yo celebraba mi cumpleaños, esta vez ella se viajaba más ala de mi casa, y como un niño enamorado de su profesora la invite a mi casa a tomar once, accedió, reímos y disfrutamos de la torta como niños y buenos amigos, la fui a dejar nuevamente a al paradero, no se que cara puse luego de un suspiro, me miro y me dijo"no te quiero ver así" me abrazo y en su hombro dejaba mi última pena, la volví a mirar y le desee lo mejor, y ella me respondió nuevamente con un dulce beso, y como buena ley de morfi, cuando menos quieres que pase le micro este apareció en la esquina, se despidió y nuca más supe de ella.

3 comentarios:

Buscando alas para volar dijo...

Snif!!!!!! Que puedo decir siempre hay guardado un amor imposbile por ahi.
buen relato me gusto mucho...

Venus dijo...

Hola!!, que historia eh!... me he visto alguna vez en algunos de los escenarios que describes... pero no tengo tolerancia emocional para superarlo asi como tú jaja... eso de tener que dejar ir a una persona que deseas y resignarse sólo a ser su "amigo", y hacer como que le deseas lo mejor en circunstancia que lo unico que quieres es que le vaya mal para que vuelva a ti jaja... es duro, es raro, es doloroso...uf! es penca jaja
En fin, no estoy en mi mejor momento y estas historias me tocan el alma...

Saludos casi cariñosos jiji

pd. eres de conce?

Patri dijo...

Preciosa historia cariño, te quedó divina.

Besotessssssssssssss