viernes, 10 de diciembre de 2010

Lluvia en Concepción

Otro viaje por estas tierras y me recibe con lluvia mi querido Concepción, tengo que decirlo me encanta la lluvia, y al subirme a la micro tarde ya, serian casi las 20 hrs rumbo a mi destino, esta tiene que atravesar toda la ciudad, la música extrañamente que sintoniza la radio de la micro es música romántica en español, que me hace tararear la letra, solo moviendo los labios, el asiento cómodo, pegado a la ventana me permitio ver la vereda en todo el trayecto al cruzar la ciudad.

No se si fueron las canciones o el día pero estaba algo melancólico, el bus paso por varias partes que me hicieron recordar a algunas mujeres de mi historia amorosa, como por ejemplo la esquina de Paicaví con O'higgins, por esta última calle hay un edificio a la vuelta, que tiene unas escaleras y sobre ella una especie de protección para la lluvia, allí estuve parado esperando la micro una vez con una niña que me encantaba de verdad, hace muchos años atrás quizá 10 o más, haciendo hora, conversando, dándonos calor con nuestros cuerpos, de madrugada luego de salir de la disco...que recuerdo aquel.

Antes de esa esquina la micro pasa por el final de Barros Arana con Lientur...alguna vez camine por todo Barros Arana desde la Plaza de armas hasta allí, alguna tarde después de salir del trabajo, conversando amenamente de todo, esas conversaciones que se dan tan fluidas donde tema tras tema salen atropellandoce, riéndonos por que a los dos nos pasaban cosas similares, con otra niña que en esos tiempos revoloteaba en mi corazón, esos momentos que son emocionantes antes de ser pareja y que luego se extrañan, curioso no.

Luego hace una escala esta micro en la plaza de los Tribunales, ya remodelada, pero sus pilares siguen allí, donde en más de una tarde con otra niña, me apoye para acomodarme a su altura y besarnos largamente, mientras la gente pasaba a nuestro lado, o bien sentados en lo que era la base de la estatua de Don Bernardo...tirados en ese borde de pastito, que ya no esta...que será de ella.

Luego pasa rauda por la plaza de Armas dos cuadras más allá...en cuantos bancos estube sentado, conversando o besándome, o disfrutando de algún heladito...o un panagra...allí en el centro no se si aún este,pero un banco me trae mejores recuerdos que otros, uno en especial que tiene un arbolito que pareciera cubrirlo con sus ramas, ese me encanta...otro me trae malos recuerdos, allí termine la relación con la misma niña de los helados, y cruzar esa plaza me es imposible no recordarlo triste momento. Pero otros felices como cuando la esperaba y ella llegaba con su pelo ondulado...sin faltar el tipo que admiraba como yo su belleza.pero yo feliz por que era por mi que venia.

Otro lugar es siguiendo la misma cuadra, entre la catedral y la municipalidad, allí hay una diminuta plazoleta, con una banca, un un busto, que si no me equivoco es de Pedro de Valdivia...esa banquita igual me trae recuerdos, buenos recuerdos, también allí sostuve largas conversaciones con alguna bella mujer...que decir de otros pasos más allá la Fuente Alemana...no pude evitar invitar a alguna a comer allí aunque fuera un completo en la barra a lo más de amigos, o arriba en el segundo piso en cómodas mesas...y comiendo rico.

De allí sigo el viaje escuchando canciones que me traen recuerdos o bien me hacen revivir sentimientos actuales...la micro gira en Angol, por culpa del edificio que esta que se cae por el terremoto...llega a Chacabuco enfila a Prat y de allí por Pedro de Valdivia...y aquí llega mi último recuerdo de mi historia amorosa...específicamente frente al Sanatorio Alemán, allí existía una farmacia Ahumada, allí trabajo una promotora o vendedora de un laboratorio X, que me robo el corazón y lo dejo destrozado, allí se subio una vez a la micro en que yo viajaba, luego de haber terminado un mes antes, nos besamos como si fuera acabarce el mundo...prometimos vernos nuevamente, nunca ocurrió... dos semanas después de aquello se caso...

Apesar de todo me encanta Concepción y si es con algo de lluvia mejor.

6 comentarios:

almendra dijo...

Hola!! tanto time! pero que recuerdos tiene esa cabezita no, si de historias se trata eres el namber one ajjajaja. un gusto leerte nuevamente por estos lados. que tengas lindo comienzo de semama...

Oscar Emerson dijo...

jaja nunca tanto no engo tantas historias, lo que pasa quizá es que el recuerdo se mantiene vivo en mi ya que considero que toda persona que uno conoce es importante.

Sandra dijo...

Me encanta recordar. La música tiene esa magia.

Y mira que hubo lindas mujeres en tu vida eh??!!

Saludos!!!

Oscar Emerson dijo...

Si Sandra l amúsica es especial para esos momentos y si nos ponemos a recordar ufff...como sabes que fueron lindas jaja...modestia aparte...

Oriana Di Gonzalo dijo...

Hola Oscar Corazón de melón.
Me pregunto, si Concepción hubiese tenido más calles con plazoletitas, con asientos semi ocultos por las hojas de los árboles, habrías tenido más amores?
Es bueno recordar. Tanto lo lindo como lo malo.
Como siempre, es un gusto leerte.
Cariños.

Oscar Emerson dijo...

Oriana... eso que solo describi los lugares que logre ver en el trayecto del microbus...lamentablemente no pasa por el parque Ecuador...Manuel Rodriguez y otras avenidas y lugarcillos...jaja.besos gracias por tus palabras...